domingo, 17 de julio de 2011

Capitulo 1

# The sky is falling down.


No había sido un buen día, para olvidar decidí salir con mis amigas, no suelo beber, pero una noche es una noche... Recuerdo la música, era muy fuerte, mis oídos retumbaban, esas luces parpadeantes me impedían ver nada con claridad, estaba bailando, me sentía bien aunque ya no podía sentir mis pies, pero aún así no lo dejé, necesitaba escapar, evadirme del mundo. Pedí otra copa, fue demasiado, estaba mareada, me apoyé en la barra para no acabar en el suelo y entonces lo vi, era un hombre apuesto, tenía una expresión sería en el rostro, su pelo estaba alborotado y tenía una pequeña cresta en la parte de atrás, sus ojos azules brillaban bajo las luces, perdí la noción del tiempo mirándolo hasta que de repente me miró y giré la cabeza rápidamente, volvía a encontrarme mal "maldita sea, no debía haber bebido" me maldecí varias veces. A tientas busqué la salida, necesitaba un poco de aire fresco, los tacones no me dejaban moverme con facilidad entre la gente, además del mareo que hacía que la puerta pareciese más lejana, por fin conseguí llegar, empujé la puerta y salí a la calle; tomé una gran bocanada de aire, necesitaba respirar, me acordé que mis amigas deberían seguir dentro, eran las 3:00 am y no quise aguarles la fiesta por lo que cogí el móvil y le mandé un mensaje a una de ellas, mi casa estaba algo lejos por lo que decidí coger un taxi, apoyé la cabeza sobre la ventanilla... me encontraba realmente mal, estuve a punto de vomitar dos veces allí mismo, pero conseguí aguantar hasta que llegué a casa; abrí la puerta, me quité los tacones y encendí la luz de la entrada, pero comenzó a parpadear y a los treinta segundos se apagó, probé con las demás luces de la casa, pero ninguna funcionaba, "genial, se ha ido la luz", por algún motivo ya no tenía náuseas, ahora tenía miedo, estaba sudando, era un sudor frío que me recorría todo el cuerpo. Despacio me encaminé a mi habitación, no se veía nada, buscaba a tientas la escalera cuando escuché unos pasos a mi espalda, pero no conseguía ver nada "¿Quién hay ahí?", "claro, que me va a responder, soy gilipollas", decidí no hacer caso, pensando que lo había imaginado y continué subiendo la escalera, otra vez ese sonido, hay alguien subiendo la escalera, estaba realmente asustada, conseguí llegar a mi habitación, "¿Por qué precisamente hoy se tenía que ir la luz?" tenía los ojos llorosos, pretendía coger el móvil y llamar a la policía pero me había dejado el móvil en la entrada dentro del bolso "mierda y ahora ¿Qué hago?", la puerta de mi habitación se abrió de golpe, una figura apareció en el marco de esta, quise gritar pero no pude, me quedé helada en el momento en que sonrió y pude ver con claridad esos dos colmillos blancos, en un primer momento deseé que me mordiese, pero tal y como había venido esa idea se desvaneció, tenía miedo, mucho miedo, di un paso hacia atrás y me choqué contra la cama, él comenzó a acercarse, parpadeé y al segundo noté su gélido aliento en mi cuello, y a su vez sentí como sus afilados colmillos se habían hundido en mi garganta, mis ojos se abrieron de forma desorbitada por el dolor, mi respiración era entrecortada, podía notar mi propia sangre brotar de la herida, caliente, húmeda resbalando por mi cuello, fue entonces cuando empecé a perder la consciencia y me desplomé sin aliento...

2 comentarios:

  1. Wo!! me mata la idea de imaginar a Harry tan cerca de mí. Espero que subas pronto el siguiente capitulo ^^, me has dejado con ganas de más, chica jaja

    -Kissus, Gem.

    ResponderEliminar